Muere el ex jugador de fútbol americano O.J. Simpson

Debes leer...

Redacción (AFP). O.J. Simpson, la ex estrella del fútbol americano cuya absolución en 1995 en el llamado “juicio del siglo” por los brutales asesinatos de su exesposa y un amigo de ésta conmovió al mundo, murió a los 76 años, anunció este jueves su familia.

“El 10 de abril, nuestro padre, Orenthal James Simpson, sucumbió a su batalla contra el cáncer”, escribió su familia en la red social X.

“Estaba rodeado de sus hijos y nietos. Durante este tiempo de transición, su familia pide que por favor respeten sus deseos de privacidad y gracia”, señaló el mensaje.

Simpson, quien fue una figura pública muy querida en Estados Unidos, se convirtió en villano por las sospechas de cometer el salvaje asesinato de Nicole Brown Simpson y Ron Goldman en 1994 en un suburbio de Los Ángeles.

Millones de personas siguieron por televisión la persecución policial para detener a Simpson y el extraordinario juicio posterior, con abogados de alto nivel y alegaciones de racismo.

Su absolución en octubre de 1995, tras nueve meses de juicio, fue recibida con incredulidad por muchos estadounidenses que habían seguido cada giro de los argumentos sobre detalles tan intrincados como si un par de guantes se ajustaban realmente a las manos del ex atleta.

Deportista de élite

Simpson nació el 9 de julio de 1947 en San Francisco (California). Su padre abandonó la familia cuando tenía cinco años, dejándola al cuidado de su madre en un hogar muy pobre.

Se le deformaron las piernas por raquitismo debido a la falta de vitaminas y calcio.

Sin dinero para pagar una operación, su madre le hizo usar toscos aparatos ortopédicos ya calzarse los zapatos en los pies contrarios para fortalecer sus piernas.

El método funcionó tan bien que podía correr 100 yardas (91,4 m) en 9,9 segundos.

Consiguió llegar a la liga de fútbol americano (NFL), donde ganó el trofeo Heisman en 1968 y, en 1973, el premio al jugador más valioso (MVP).

En 1985, ingresó al Salón de la Fama de la NFL.

El ex jugador de fútbol americano, O:J: Simpson, fue acusado en su momento por la muerte de su esposa.
El ex jugador de fútbol americano, O:J: Simpson, fue acusado en su momento por la muerte de su esposa.

Una “estrella” en los Estados Unidos

Simpson era considerado un ícono deportivo en Estados Unidos y su fama todavía creció más al adentrarse en el mundo del cine y la publicidad, donde sus apariciones promocionando desde jugo de naranja hasta alquiler de autos le convirtieron en uno de los rostros más reconocibles del país.

Su trabajo con Hertz, en el que aparecía corriendo por los aeropuertos con un traje de tres piezas, se convirtió en parte de la cultura pop del país.

Todo este éxito tuvo un abrupto final el 12 de junio de 1994, cuando Brown Simpson, de 35 años, y Goldman, de 25, fueron encontrados muertos a puñaladas en el exterior de su casa.

Simpson y el juicio del siglo

El jurado del llamado “juicio del siglo” lo declaró inocente, aunque luego en una corte civil fue hallado culpable y obligado a pagar 33,5 millones de dólares en daños, una cuenta que nunca finiquitó.

En declaraciones telefónicas a NBC News, el padre de Ron Goldman dijo que la muerte de Simpson “no es una gran pérdida para el mundo”.

“Lo único que tengo que decir es que es un recordatorio más de que Ron no ha estado todos estos años”, dijo Fred Goldman.

Simpson no pudo evitar las rejas cuando en 2007 fue arrestado en Las Vegas por secuestrar y robar a mano armada a dos coleccionistas de objetos deportivos.

Pasó nueve años en prisión y recuperó la libertad en 2017.

Fascinación pública

La fascinación sobre la figura de Simpson no decayó desde entonces en una parte del público.

“OJ: Made in America”, un trabajo de casi ocho horas sobre su juicio por asesinato, ganó el Oscar al mejor documental en 2017.

Y “El pueblo contra OJ Simpson: American Crime Story”, una miniserie de televisión protagonizada por Cuba Gooding Jr como la ex estrella, ganó múltiples premios Emmy en 2016.

El 9 de febrero de este año, Simpson publicó un vídeo en X desmintiendo información sobre las que se aseguraba que recibía cuidados paliativos.

Transmitiendo desde el asiento del conductor de un coche, dijo: “¡¿Estás hablando de un centro de cuidados paliativos?!”.

“No, no estoy en ningún centro”, dijo riendo.

“No sé quién puso eso ahí (…) supongo que es como dice Donald (Trump): ‘No se puede confiar en los medios'”, dijo.

Para finalizar, agregó: “En cualquier caso, estoy recibiendo un montón de amigos para la Super Bowl aquí en Las Vegas. Todo va bien. Así que hola chicos, cuidaos, que tengáis una buena Super Bowl”.

Te puede interesar: World Athletics dará por primera vez premios económicos a sus campeones olímpicos

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3

Últimas noticias

error: Contenido Protegido